Jul 13 2018

Tradiciones navideñas. Los regalos. Otros personajes

En Dinamarca, el Julemanden – Hombre de Navidad -, va acompañado de varios “elfos” llamados julenisser o simplemente “nisser”, que viven en áticos, graneros o lugares similares, y que le ayudan en sus tareas, Para mantener el favor y la protección de estos nisser, los niños les dejan platitos con leche, pudín de arroz o golosinas, que desaparecen durante la noche.
 
En algunas regiones de Polonia los regalos los trae en Nochebuena el Gwiazdor “Hombre de las Estrellas”. En Suecia, Finlandia y Noruega, son unos enanos o gnomos, invisibles según la mitología nórdica, los “tomte”, quienes entregan regalos a los niños en Navidad. El tomte moderno es una versión de Santa Claus, pequeño y delgado, con blanca barba, vestido de rojo, que llama a la puerta y pregunta: «finns det några snälla barn här?» (¿Hay niños buenos aquí?). Pero el trineo que maneja no vuela y no vive en el Polo Norte, sino en el bosque, ni se mete por la chimenea, sino que alguien de la familia se disfraza y le da el regalo al niño en persona. Lo de poner un plato de pudin se debe a una vieja superstición, según la cual, de no hacerlo, la familia se expone a tener mala suerte el año entrante.
 
En sus primeras encarnaciones, los tomte (o nisse) vigilaban las granjas familiares. Eran generalmente amables y bromistas, y hacían malas pasadas a las personas. Con el tiempo, y la creciente influencia del cristianismo, los tomte se integraron en la tradicional celebración de la Navidad. Su aspecto también cambió, se les dieron rasgos humanos y, finalmente, asumieron un papel más relacionado con Papá Noel.
 
En Grecia los regalos los trae San Basilio el 1 de enero. En ese día los niños van de casa en casa con sus calandas (cantos y poemas que aluden a las Fiestas), y se acompañan con el sonido de las trigonas, un triángulo de acero, que se hace tintinear con ayuda de una varita del mismo metal. En los hogares, los reciben con frutas y unas galletas especiales. Allí no existe la costumbre del Árbol de Navidad. En su lugar realizan unas maquetas de madera, con forma de veleros de donde cuelgan las tradicionales bolas de colores.
 
Ver colección en https://belenesdelmundo.com

Jul 09 2018

Belén de Irlanda

El ejemplar que figura en la fotografía adjunta, adquirido por internet en 2013 en “O’Ireland Irish & Celtic Imports” (tonysbbc@aol.com) es uno de los dos modelos de belenes irlandeses típicos: este, de inspiración “celta”, de resina y cemento- que sigue el estilo de los antiguos monumentos y figuras celtas de piedra existentes en todo el país – , y otro de loza blanca, decorado con tréboles verdes.
 
Es bien conocida la catolicidad de Irlanda, así como la devoción a su Patrón San Patricio, que se ha extendido incluso a otros países, que iluminan de “verde irlandés” sus monumentos más representativos el día de dicho Santo,
 
La tradición del belén está profundamente arraigada en Irlanda. A finales de noviembre y principios de diciembre tiene lugar la decoración de las calles con motivos navideños. La decoración exterior de los hogares era rara hasta hace cinco o seis años, pero hoy en día es frecuente. Una vieja costumbre es la de colocar una vela encendida en la ventana de las casas el día de Nochebuena, para dar la bienvenida a quienes les visitan y recordar a los ausentes. La vela sólo puede ser apagada por una niña que se llame María. Otra tradición curiosa en Sandycove y otros lugares al sur de Dublln, es lanzarse al Mar de Irlanda, que en esos días está extremadamente frío, en ocasiones, incluso congelado. Cuando los audaces nadadores salen del agua, suelen tomarse un whisky caliente para volver a entrar en calor.
 
El día de San Esteban es otra fecha señalada, muy celebrada por los irlandeses. Los jóvenes, vestidos con trajes viejos, estrafalarios, con máscaras y palos, salen a la calle haciendo ruido, cantando canciones tradicionales, y pidiendo dinero. A las personas que les dan un donativo se las obsequia con una pluma, como símbolo de “buena suerte”.
 
Ver colección eje https://belenesdelmundo.com

Jul 06 2018

Tradiciones navideñas. Los regalos. El Abuelo y la Dama de las Nieves

En Rusia hay dos personajes que hacen regalos a los niños, siempre que hayan sido buenos. Esta pareja singular la forman un abuelo, y su nieta que siempre le acompaña,. El abuelo se llama Ded Moroz, “El Abuelo de las Nieves, del Frío, o del Hielo ” y su nieta Snegurochka, “la Dama de las Nieves”.
 
Ded Moroz es alto y delgado. Lleva un abrigo muy largo bordado con estrellas plateadas y cruces. y la camisa y los pantalones son de lino, decorados con motivos ornamentales geométricos blancos. El gorro es de color rojo y bordado de perlas. Tiene una larga barba blanca, calza unas botas altas de fieltro y se apoya en un bastón mágico, rematado por una estrella. Lleva guantes y un cinturón blanco muy ancho.
 
Stalin ordenó que vistiera siempre de azul, pero hoy en día predominan el rojo y el blanco Su medio de transporte son tres caballos uncidos a un trineo, mientras que el Ded Moroz de Ucrania lleva tres renos. Para entregar los regalos, la noche del 31 de diciembre, llama a la puerta, y los coloca bajo el árbol, ayudado siempre de la Dama de las Nieves, rubia, de ojos azules, vestida de azul, blanco o plata, con manoplas. Si hace mucho frío lleva un gorro, pero al entrar a las casas se la puede ver con corona.
Un hecho curioso y poco conocido es que en ruso palabra “rojo” también significa “bonito”. La famosa Plaza Roja de Moscú, se llama así no por estar construida de ladrillos rojos, sino por ser bonita.
 
Tras la Revolución, las tradiciones navideñas, fueron combatidas por considerarse religiosas y propias de la clase burguesa. De hecho Ded Moroz fue declarado “aliado de los curas y de los kulak” (campesinos acomodados), pero más tarde el Abuelo de las Nieves tomó su forma y protagonismo actual, y tras consolidarse la Revolución, se convirtió en el gran símbolo de las fiestas de Año Nuevo.
 
Actualmente, Rusia ha recuperado muchos de sus valores identitarios y Ded Moroz ha recobrado su protagonismo. Hasta tal punto, que las autoridades se han esforzado por establecer unas “reglas litúrgicas” para este mito.
 
Vercoleccion en https://belenesdelmundo.

Jul 02 2018

Belén de India

Una sobrina mía, azafata de Iberia, hizo un viaje turísticor a la India en 2003, y recorrió numerosos lugares, entre ellos el Estado Tamil-Nadu, donde encontró, en la ciudad de Madurai,este nacimiento de barro, de 10 cm. con trece figuras muy sencillas y elementales, que me trajo para mi colección. Algún tiempo después mi sobrina falleció repentinamente. Sirva este artículo como sentido homenaje a su recuerdo.
La India del Sur, de la que forma parte Tamil-Nadu, constituye un contrapunto de las regiones septentrionales. Firme en su resistencia a los invasores, representa la custodia de las tradiciones antiguas, y el hecho de haber evitado las grandes convulsiones la hace más conservadora. De hecho, Tamil-Nadu presume de ser el Estado “más indio” de todo el país. Generalmente, sus habitantes son gente menuda, estilizada y con la piel mucho más oscura – los drávidas(pueblo existente en la India antes de la llegada de los indoeuropeos o arios)-, que han conservado su modo de vida y sus costumbres, y de esta forma puede considerarse hoy día como el reducto más puro de las culturas dravídicas, primigenias del subcontinente.
 
Si hay algo que caracteriza a Tamil Nadu del resto de la India, aparte de su lengua propia –el tamil – es la custodia de la “esencia más hindú”, con sus monumentales complejos arquitectónicos no se ven en ninguna otra parte del país. El templo más sagrado en Tamil-Nadu es el de Minakshi, en Madurai. Está compuesto por dos santuarios gemelos, consagrados: uno a Siva, y el otro a Minakshi, la “diosa con los ojos de pez”. Nueve torres jalonan el conjunto y elevan al cielo un grupo de divinidades abigarradas, pintadas con vivos colores. Cada día, miles de peregrinos llegados de diferentes puntos de la India se reúnen en torno al templo. Es un espectáculo fascinante.
Ver colección en https://belenesdelmundo.com

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Jun 22 2018

Tradiciones navideñas. Los regalos. El hada Befana

En Italia trae los regalos el Hada Befana, que visita a los niños la noche anterior a la Epifanía (6 de enero), para rellenar los calcetines, colgados a tal fin por los niños esa noche, si han sido buenos, con caramelos y chocolates, y si han sido malos, con carbón, ajo y cebolla. La leyenda de La Befana, como sucede con la mayoría de los cuentos populares antiguos, tiene una serie de versiones, si bien todas comparten un tema común: la de una vieja ama de llaves que va a la inútil búsqueda del Niño Jesús tras negarse a unirse a los Reyes Magos en su viaje.
 
La versión más popular es la siguiente: Había una vez una anciana llamada La Befana, reconocida como la mejor ama de casa del pueblo. Un buen día, recibió la visita de los Reyes Magos que estaban de viaje para encontrar al Hijo de Dios. Le preguntaron si conocía el camino. Ella les dijo que no, y les invitó a quedarse en su casa por la noche. Agradecidos por su amabilidad, le pidieron a la Befana que les acompañase en su viaje, pero ella se negó, diciendo que tiene mucho trabajo que hacer. Más tarde se arrepintió de no haber ido con ellos, y tras preparar un cesto con regalos y dulces, salió de casa y se puso a buscarlos. Se paró en todas las casas que encontró a lo largo del camino, con la esperanza de que en alguna de ellas se encontrase el pequeño Jesús. Pero nunca lo encontró. Y al día de hoy, sigue buscando al Hijo de Dios, dejando regalos a los niños.
 
A menudo la Befana es descrita como una anciana sonriente que vuela sobre una escoba con un saco lleno de dulces y regalos. Su nombre deriva de la palabra epifanía. Lleva una falda remendada y un chal muy viejo, el pelo descuidado y desaliñado, y se nota que no ha ido al dentista en muchos años. A pesar de su aspecto desagradable es buena, y sólo castiga a los niños que se han portado mal.
La Befana desciende por la chimenea para dejar los regalos y por eso muchas veces aparece cubierta de hollín. Como no le gusta que la vean así, golpea con la escoba a cualquier niño que la espíe. Si el niño quiere que le traiga muchos regalos, antes de irte a la cama le deja un plato de pasta y una botella de vino, y probablemente así será más generosa. Además, al ser una buena ama de casa, muchos dicen que barre el suelo antes de irse. Hay una canción que los niños italianos repiten una y otra vez en esos días “La Befana vien di notte, con le scarpe tutte rotte, col capello alla romana. Viva, viva la Befana!” (La Befana viene de noche con los zapatos todos rotos, con el sombrero a la romana. ¡viva, viva la Befana!).
 
ver colección en https://belenesdelmundo.com
Página 1 de 3912345...102030...Última »

Obtener más elementos