«

»

Mar 19 2018

Belén de Guatemala (III)

Este belén es un regalo de mi buen ciberamigo colombiano Abelardo Figueroa Sical, que visitó Madrid en enero de 2017, y tuvo la gentileza de ofrecerme este recuerdo. Su visita fue breve, y desagraciadamente no pude reunirme con él, y darle un fuerte abrazo, como hubiera sido mi deseo. Recogí el belén en el hotel donde se hospedó. Tiene la originalidad de estar hecho de cera, y todas las figuras llevan un pábilo para encenderlas.
 
El pasado 19 de febrero publiqué un artículo sobre un belén de Guatemala en el que resalté su importancia estratégica para España durante los 300 años de su presencia en aquellas tierras. Hoy presento una visión actualizada de aquella importante nación centroamericana.
 
Guatemala significa en náhuatl: “Quauhtlemallan”lugar de muchos árboles). Tiene una gran variedad climática, producto de su relieve montañoso que va desde el nivel del mar hasta los 4220 de altura. Esto propicia que en el país existan ecosistemas tan variados que van desde los manglares de los humedales del Pacífico hasta los bosques nublados de alta montaña. El idioma oficial es el español, aunque existen veintitrés idiomas, incluidos diversas lenguas maya y el “garífuna”, idioma muy curioso, hablado por la población descendiente de los esclavos africanos.
 
La Civilización Maya que fue notable por lograr un complejo desarrollo social. Sobresalió en varias disciplinas científicas tales como la arquitectura, la escritura, y un avanzado cálculo del tiempo por medio de las matemáticas y la astronomía. El calendario maya, según los historiadores, era más preciso que el calendario gregoriano que utilizamos hoy en día.
 
Ya dijimos que es uno de los países más volcánicos del mundo. Otra peculiaridad es la importancia del agua proveniente de pozos, que se usa con fines agrícolas, industriales, públicos y privados. El agua subterránea es generalmente abundante en acuíferos.
 
La economía de Guatemala se basa en la generación de energía, la industria petrolera y textil, y el sector turístico, que en los últimos años se ha desarrollado vertiginosamente. Su Producto Interior Bruto que se incrementó un 143% en el período comprendido entre 2000 y 2011. En este mismo período, el incremento de la población fue considerable, un 31.4%, manteniendo una tasa de fertilidad de 3.8 niños por mujer.
Se da el hecho, anecdótico, de que a los guatemaltecos se les conoce coloquialmente– y ellos mismos se identifican – como “chapines”. Chapín era un calzado femenino de origen español usado a partir del siglo XV, por lo general junto con otro tipo de zapato más resistente. Su nombre, de origen onomatopéyico (hacían chap-chap al andar), designa un tipo de chancla con suela de corcho muy alta, y un forro de cordobán, que quedaba sujeto al empeine con dos orejas de cuero o tela atadas entre sí. Al parecer, eran utilizados inicialmente por la colonia española de origen andaluz de Santiago de Guatemala, para caminar por las calles embarradas, antes de ser empedradas, pero luego su uso se popularizó a todos los habitantes.
 
Finalmente, es importante señalar el diferendo territorial existente con Belice a causa de la reclamación de Guatemala sobre, aproximadamente, 11.030 km² del territorio de Belice, y centenares de islas e islotes, que Guatemala considera ocupados indebidamente. La disputa se inició en 1859, a partir de la firma del Acuerdo anglo-guatemalteco. La reclamación se debe a que el territorio de Belice debería comprender únicamente, además de su territorio propio, el cedido por España a Gran Bretaña en el Tratado de París de 1783, (que puso fin a la guerra entre Gran Bretaña y los Estados Unidos), por lo que todo el restante debe formar parte de Guatemala, ya que fue ocupado ilegalmente.
 
Para resolver este contencioso, está prevista una consulta popular, que se llevará a cabo en Guatemala en abril de 2018, y cuyo objetivo es preguntar a los guatemaltecos si están de acuerdo con solicitar a la Corte Internacional de Justicia que resuelva en definitiva dicho diferendo, como parte del compromiso suscrito en diciembre de 2008 entre Guatemala y Belice. En caso de que la población vote “No”, se convocará nuevamente a un referéndum en seis meses, hasta que gane el “SÍ”, ya que ambos países están de acuerdo en que la única forma de solucionar la disputa es por medio de la Corte Internacional de Justicia.
 
Ver colección en https://belenesdelmundo.com

Deja un comentario