«

»

Jun 22 2018

Tradiciones navideñas. Los regalos. El hada Befana

En Italia trae los regalos el Hada Befana, que visita a los niños la noche anterior a la Epifanía (6 de enero), para rellenar los calcetines, colgados a tal fin por los niños esa noche, si han sido buenos, con caramelos y chocolates, y si han sido malos, con carbón, ajo y cebolla. La leyenda de La Befana, como sucede con la mayoría de los cuentos populares antiguos, tiene una serie de versiones, si bien todas comparten un tema común: la de una vieja ama de llaves que va a la inútil búsqueda del Niño Jesús tras negarse a unirse a los Reyes Magos en su viaje.
 
La versión más popular es la siguiente: Había una vez una anciana llamada La Befana, reconocida como la mejor ama de casa del pueblo. Un buen día, recibió la visita de los Reyes Magos que estaban de viaje para encontrar al Hijo de Dios. Le preguntaron si conocía el camino. Ella les dijo que no, y les invitó a quedarse en su casa por la noche. Agradecidos por su amabilidad, le pidieron a la Befana que les acompañase en su viaje, pero ella se negó, diciendo que tiene mucho trabajo que hacer. Más tarde se arrepintió de no haber ido con ellos, y tras preparar un cesto con regalos y dulces, salió de casa y se puso a buscarlos. Se paró en todas las casas que encontró a lo largo del camino, con la esperanza de que en alguna de ellas se encontrase el pequeño Jesús. Pero nunca lo encontró. Y al día de hoy, sigue buscando al Hijo de Dios, dejando regalos a los niños.
 
A menudo la Befana es descrita como una anciana sonriente que vuela sobre una escoba con un saco lleno de dulces y regalos. Su nombre deriva de la palabra epifanía. Lleva una falda remendada y un chal muy viejo, el pelo descuidado y desaliñado, y se nota que no ha ido al dentista en muchos años. A pesar de su aspecto desagradable es buena, y sólo castiga a los niños que se han portado mal.
La Befana desciende por la chimenea para dejar los regalos y por eso muchas veces aparece cubierta de hollín. Como no le gusta que la vean así, golpea con la escoba a cualquier niño que la espíe. Si el niño quiere que le traiga muchos regalos, antes de irte a la cama le deja un plato de pasta y una botella de vino, y probablemente así será más generosa. Además, al ser una buena ama de casa, muchos dicen que barre el suelo antes de irse. Hay una canción que los niños italianos repiten una y otra vez en esos días “La Befana vien di notte, con le scarpe tutte rotte, col capello alla romana. Viva, viva la Befana!” (La Befana viene de noche con los zapatos todos rotos, con el sombrero a la romana. ¡viva, viva la Befana!).
 
ver colección en https://belenesdelmundo.com

Deja un comentario