Abr 13 2018

Tradiciones populares navideñas. La novena de aguinaldos

TRADICIONES POPULARES NAVIDEÑAS. LA NOVENA DE AGUINALDOS
 
Una tercera versión de la conmemoración del peregrinaje de María y José de Nazaret a Belén es la “Novena de Aguinaldos”, costumbre más sencilla que las Jornaditas o las Posadas, arraigada sobre todo en Venezuela, Colombia y Ecuador. Se trata de una oración rezada durante los nueve días previos a la Navidad, también conocida como “época de Aguinaldos”.
La novena fue originalmente creada por el franciscano Fray Fernando de Jesús Larrea, nacido en Quito en 1700, que fue predicador en Ecuador y Colombia. El lenguaje es florido y arcaico, lo que ha dado lugar a varias versiones que pretenden modernizar el lenguaje. Son comunes aquellas en el que se reemplaza el vos reverencial por el tú. Otras incluyen cambios más drásticos en la modernización del lenguaje.
Más allá de la tradición católica, la Novena de Aguinaldos se ha convertido en un acontecimiento social, en el que, en torno a la oración, se reúnen las familias, los trabajadores o distintas comunidades, acompañando el evento con el canto de villancicos y compartiendo aperitivos tradicionales de Navidad.
 
Cada día se reza un conjunto de seis oraciones que son:
a) una común para todos los días,
b) otra específica del día,
c) una oración a la Virgen,
d) otra a San José,
e) los “Gozos” y
f) finalmente una oración al Recién Nacido.
 
Los Gozos son una larga oración normalmente cantada, en forma de poesía con numerosas estrofas, en las que se pide al Niño Jesús que llegue cuanto antes, y que comienza diciendo: “Dulce Jesús mío/mi Niño adorado/ven a nuestras almas/ven, no tardes tanto”. Y estos dos últimos versos se van repitiendo al final de cada estrofa.
 
La ceremonia diaria concluye rezando por la familia, el hogar, y pidiendo que el nuevo año venga lleno de bendiciones. Es costumbre que al terminar de cantar la Novena se compartan también varios de los platos típicos navideños del país, propiciando así la unión familiar y el encuentro entre los amigos. Hay que resaltar que la Novena se reza, no sólo en los hogares, sino también en los lugares de trabajo, en las instituciones educativas, e incluso en lugares públicos.

Abr 09 2018

Belén de Cuba

Este belén, de madera muy dura, muy sencillo, que sólo consta de la Sagrada Familia, me lo envió en 2002, el Agregado de Defensa en La Habana, a petición mía. Es obra de Dagoberto Hernández, Ave 17 nº7609, de Playa Ciudad Habana. Las tres figuras llevan debajo una pequeña pegatina en la que está escrito “Jocuma”, sin duda el nombre del autor. Los belenes estuvieron prohibidos en Cuba hasta 1998 en que, con motivo de la visita de San Juan Pablo II, se levantó la prohibición.
 
El catolicismo en Cuba está muy modificado e influido por el sincretismo. Una creencia común es la “santería”, traída a Cuba por los esclavos procedentes de África. La “santería” se desarrolló a partir de las tradiciones de los yoruba, uno de los pueblos africanos que fueron llevados a Cuba para trabajar en las plantaciones de azúcar, y mezcla elementos del cristianismo y de creencias africanas.
 
Entre los años 1801-1865 se produjo la entrada más cuantiosa de esclavos a Cuba, los cuales se vieron prácticamente obligados a rescatar sus tradiciones. Y lo hicieron a través el sincretismo religioso. A los esclavos les estaba prohibido practicar su religión y se les obligaba a reverenciar a los santos católicos, por lo que comenzaron a nombrar a dichos santos como a sus propios ídolos; por ejemplo Santa Bárbara pasa a ser conocida como “Chango”, la Virgen de la Caridad como “Ochun”, etc.
 
A pesar de que la sociedad cubana es oficialmente atea, gran parte de la población practica la santería o “regla de Ocha”, una religión politeísta, según la cual cada persona nace bajo la protección de un santo u “orisha” al que debe reverenciar mediante algunos sacrificios, como la ofrenda de algún tipo de comida, tocar el instrumento que a aquél le “gusta” o bailar para su santo…..
 

Los “sacerdotes” de esta religión son conocidos como “santeros” o “santeras”, y la autoridad superior la ocupan los “babalaos”, que tras realizar estudios especializados, alcanzan este puesto preeminente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Abr 06 2018

Tradiciones populares. Las posadas

Las “Posadas” son una versión del mismo tema que el de las “Jornaditas”: el peregrinaje de María y José en busca de albergue de Nazaret a Belén. Es una celebración muy arraigada en todos los países centroamericanos, y muy señaladamente en Méjico. Así como las Jornaditas tienen lugar en el interior del templo, las Posadas tienen lugar por las calles del lugar, a lo largo de nueve días.

Las Posadas las crearon los primeros evangelizadores. En un principio, esta fiesta se desarrolló en los atrios de las iglesias. Pero en el siglo XVIII, la celebración pasó a tener lugar en los barrios, y la música religiosa fue sustituida por los cantos populares.

Hoy en día las Posadas consisten fundamentalmente en una procesión del 16 al 24 de diciembre. Se designan nueve casas – una por cada día de peregrinaje -, y María y José, representados por unas pequeñas estatuillas (normalmente con San José a pie llevando a María montada sobre un pollino), colocadas encima de unas andas cubiertas de flores, son acompañadas por un grupo de gente, -“los peregrinos”- , que van de casa en casa “pidiendo posada”. Tras un forcejeo (hay que pedirlo hasta tres veces entonando villancicos a los cuales los dueños de la casa responden a su vez con cánticos) son aceptados en una de ellas. La familia que los recibe los acoge con velas encendidas. Se reza el rosario, se canta, se come y se bebe, y al final se rompe una piñata llena de dulces y golosinas. La piñata tiene siete puntas, tantas como los pecados capitales. Al día siguiente la procesión se repite, hasta completar los nueve días previstos.

He aquí la letra de uno de los cánticos con los que “los peregrinos” piden posada:

     Afuera: En nombre del cielo/os pido posada/pues no puede andar/mi esposa amada

     Adentro: Aquí no es mesón/sigan adelante./Yo no puedo abrir/no sea algún tunante.

     Afuera: Venimos rendidos/desde Nazaret;/yo soy carpintero/de nombre José.

    Adentro: No me importa el nombre/déjenme dormir7porque ya les digo/que no hemos de abrir.

     Afuera: Mi esposa es María/es reina del cielo/y madre va a ser/del divino Verbo                

     Adentro:¿Eres tú José?/¿Tu esposa es María?/Entren peregrinos/no los conocía.

 

Ver colección en https//:belenesdelmundo.com

Abr 02 2018

España IV. Belen de Jose Luis Mayo

El misterio que aparece en la fotografía forma parte del belén en polvo de alabastro pintado a mano, obra del prestigioso escultor José Luis Mayo Lebrija, nacido en Toledo y afincado en Madrid, que es el imaginero más importante y más prolífico de España, de fama mundial. Su labor como artesano belenista es reconocida internacionalmente, y está considerado como uno de los mejores escultores costumbristas en la creación de figuras de belén, por la sencillez en el modelado de sus figuras, y por su realismo, que las hace acercarse al espectador.
 
El belén al que pertenece este misterio incluye además los reyes magos, ángeles, pastores, diversos personajes de 11-12 cm, junto a edificios, puentes y diversos elementos etc. hasta completar 80 figuras. Fue vendido por entregas por “Ediciones El Prado” en 1999, acompañado de una serie de fascículos que configuran seis libros dedicados: al mundo del belén, a la construcción del belén, al belén de Salzillo, al belén napolitano (I y II) y al mundo de los santones (belenes provenzales).
 
Entre su ingente obra cabe señalar el encargo de 600 figuras “a palillo” para “La Grande Crechè de Madrid” expuesta en París en 1987 y posteriormente en las ciudades de Orleans, Burdeos y Dijon, que le valió el Primer Premio Internacional para artesanos Extranjeros de la República Francesa. También cabe destascar las más de mil figuras que realizó para un belén itinerante, promovido por Bancaja. Y a sus numerosos conjuntos monumentales, hay que añadir, entre otros, el Belén de la Villa de Madrid, compuesto por más de doscientas figuras a “palillo”.
 
En 1991 recibió el título de Artesano Tradicional Madrileño, y en 1994, el de Maestro Belenista. Su labor fue reconocida internacionalmente en 2008 en Augsburgo, al serle concedida la medalla de la Universalis Foederatio Praesepistica (UN- FOE- PRAE), de ámbito mundial.
 
(Las figuras “de palillo” son las que han sido moldeadas una a una por el autor, es decir son piezas únicas, mientras que las “de serie” son figuras elaboradas mediante moldes)
Ver colección en https //belenesdelmundo.com

 

Mar 30 2018

Tradiciones populares navideñas. Las Jornaditas

En España y en varios países de origen hispano se conmemora anualmente el peregrinaje de María y José desde Nazaret a Belén en busca de albergue. En España esta celebración recibe el nombre de “Jornaditas” o “Jornadillas”, y en Hispanoamérica, “Posadas” y “Novenas de Aguinaldos”.

En España las “Jornaditas” más populares son las de Castilleja de la Cuesta, Luque, Ginés, Mairena del Aljarafe, Sevilla o Carrión de los Céspedes, todas en Andalucía. Tienen lugar en el interior del templo y consisten básicamente en una serie de oraciones a lo largo de nueve días: el tiempo que duró el peregrinaje de María y José de Nazaret a Belén. Se reza el Santo Rosario, se hace una lectura alusiva a la jornada correspondiente a cada día, y se cantan villancicos con el belén o con escenas de la Natividad como fondo. Cada lugar tiene sus propias tradiciones. A continuación relatamos cómo tiene lugar en Castilleja de la Cuesta.

A lo largo del mes de noviembre el coro de campanilleros “Nuestra Señora de la Soledad” recorre las calles del pueblo en la llamada “Ronda de Ánimas”, como preludio de la Navidad. El montaje del altar para celebrar las Jornaditas comienza el domingo anterior, conocido como “día del lentisco”, en que se cortan ramas de lentisco, eucalipto y pino, y después de la misa dominical se procede a forrar de lentisco y corcho todo el altar mayor.

Cada día cambia el atuendo de la Virgen y San José, y se van cambiando de sitio los animales que se colocan en el altar. A lo largo de los nueve días se van montando diferentes escenas, como la Virgen caminando junto a su esposo subida en la mula, vestida de pastora, sacando agua del pozo o sentada junto al fuego, pidiendo posada o entrando al portal. En la Nochebuena la Virgen viste todos los años un traje nuevo, regalado por algún miembro de la comunidad.

Todas las Jornaditas comienzan con una misa en la que un coro femenino canta “coplas” populares, intercaladas entre las distintas oraciones. Al caer la tarde, el coro masculino visita las casas de los cofrades que lo deseen. El último día, en la Nochebuena, tras la misa, al tiempo que repican las campanas y se oye un atronador ruido de cohetes, suena el himno nacional, se ilumina el templo y se descubre el altar mayor, que ha permanecido todo el día velado. Llegada la medianoche, se entona el Gloria y queda expuesta en besapiés la imagen del Niño Jesús.

 

Página 3 de 3612345...102030...Última »

Obtener más elementos