Dic 16 2016

44. Unos cristianos singulares. Los católicos de rito oriental

    Las Iglesias Católicas Romanas Orientales son Iglesias cristianas de tradición oriental, que reconocen la autoridad y primacía universal del Papa y están en plena comunión eclesiástica con él, por lo que forman parte de la Iglesia católica, de la que sólo se distinguen porque tienen sus propios ritos y sus propias herencias teológicas y espirituales, en plena igualdad con el rito latino. Carecemos de información acerca de si existe en todas ellas la tradición de los belenes, pero cabe pensar que sea así. La colección incluye belenes coptos de Egipto y Etiopía.

       La división entre las Iglesias de Oriente y Occidente dio lugar a la existencia de algunas comunidades de rito oriental que se mantuvieronen plena comunión con la Santa Sede, pero conservando su liturgia y sus tradiciones. La mayor parte de ellas nunca han estado en cisma con el obispo de Roma (como la maronita y la ítalo-albanesa) si bien otras proceden de la división de ciertas Iglesias ortodoxas o antiguas Iglesias nacionales de Oriente, que regresaron posteriormente a la autoridad papal.

image120

    Las Iglesias Orientales se agrupan en cuatro categorías: Iglesias patriarcales, Arzobispales Mayores, Metropolitanas autónomas y Otras Iglesias autónomas o sui iuris. Y dentro de ellas cabe distinguir las que son de tradición alejandrina, antioqueña, o constantinopolitana (bizantina).

      Como su propio nombre indica, las Iglesias patriarcales están encabezadas por un Patriarca, elegido por el Sínodo patriarcal, que solicita la comunión eclesiástica con el Papa. El Sínodo tiene competencias para elegir a los obispos de las diócesis (llamadas eparquías), con el consentimiento del Papa, y también puede erigir eparquías en su territorio. Hay seis Iglesias patriarcales: la caldea, la armenia, la copta, la siria, la maronita y la melquita, bajo la autoridad suprema del Papa.

            En las Iglesias Arzobispales Mayores el Sínodo elige al Arzobispo Mayor, que debe ser confirmado por el Papa. Son cuatro: la Iglesia greco-católica ucraniana, la Iglesia greco-católica rumana, la Iglesia siro-malabar y la Iglesia siro-malankar. En las Iglesias Metropolitanas Autónomas los Metropolitanos son designados por el Papa de una lista de tres o más candidatos enviados a Roma por el Concilio de Obispos. Son dos: la Etíope y la Iglesia Católica bizantina en América.

     Finalmente, las Iglesias Sui Iuris son todas las demás. No tienen sínodo ni concilio. En ellas, el Papa elige directamente a los Obispos. En la mayoría de los casos se trata de comunidades católicas del Este que, tras la etapa comunista, aún no han normalizado su jerarquía y no cuentan con pastor propio. Son las comunidades greco-católicas de Albania, Rusia y Bielorrusia


Próxima entrega: Los coptos

Dic 09 2016

43. La Navidad en la Iglesia Ortodoxa Griega

En Grecia la Iglesia Ortodoxa se ajusta al calendario gregoriano. La Navidad se desarrolla con gran solemnidad, siguiendo tradiciones centenarias. Las celebraciones comienzan cuarenta días antes del 25 de Diciembre: es decir el 15 de Noviembre, en que se inicia el ayuno navideño durante cuarenta días. Dentro de ese periodo tienen lugar una serie de conmemoraciones importantes; entre ellas dos fiestas marianas: la entrada de María al templo de Jerusalén y su consagración por sus padres, Joaquín y Ana, y la fiesta de la Inmaculada Concepción.

      Además, los dos domingos anteriores a la Navidad, la Iglesia Ortodoxa recuerda a los predecesores inmediatos de Cristo (padres y abuelos) en el denominado “Domingo de “Propateron”, y en el que precede a la Navidad, a los profetas del Antiguo Testamento que prepararon la venida al mundo de Nuestro Señor, en el llamado “Domingo de la Genealogía”. Por otra parte la festividad de San Basilio, el 1 de enero, ocupa un lugar relevante en las celebraciones navideñas.

                                                   image009

      El 24 de diciembre la Iglesia griega celebra las Horas de la fiesta de la Natividad y las Vísperas, finalizando con los Oficios en San Basilio el Grande. En las Vísperas se leen ocho profecías del Antiguo Testamento. Al finalizar, el sacerdote sale del santuario y llevando una vela en su mano derecha, rodeado por los miembros de la comunidad, entona el “Tropario” (himno litúrgico) propio de la festividad.El 25 de Diciembre constituye la culminación de la Fiesta: los cuarenta días de ayuno han llegado a su fin. El 26 está dedicado a la Santísima Virgen María, Madre de Dios. Tras la celebración de San Basilio el primero de año,

      El periodo de fiestas termina con el bautizo de Jesús, el 6 de enero: “ta fot”, una de las fiestas que simboliza la aparición de la luz. Durante la misa el sacerdote purifica el agua, y bendice la del río o el mar cercanos. Allí se lanza un crucifijo al agua y los jóvenes pugnan por cogerlo, lanzándose al agua fría. El que logra recuperarlo recibe la bendición del sacerdote.

                                                image011


Proxima entrega:Unos cristianos singulares. Los católicos de rito oriental

Dic 02 2016

42. La Navidad en la Iglesia Ortodoxa Rusa

      Aunque todas las Iglesias ortodoxas celebran la Navidad prácticamente igual, existen algunas peculiaridades según los países. Aquí presentamos la de la Iglesia Rusa, que celebra la Navidad el 7 de enero. A partir de 1991 con la “perestroika” se recuperó la tradición de las celebraciones navideñas perdidas durante los tiempos de la Unión Soviética. La misa del día de Navidad la celebra en la catedral Cristo Salvador de Moscú, ubicada en el centro de la capital, el Patriarca de Moscú y Todas las Rusias (actualmente, Cirilo) ante mas de 5.000 personas. El servicio religioso normalmente dura unas cinco horas. En la mañana del 7 de enero, el Patriarca celebra la liturgia en un monasterio moscovita. La Navidad no se celebra en toda Rusia al mismo tiempo, dado que abarca once usos horarios.

image114

                                                                 La catedral de Cristo Salvador,

      La catedral de Cristo Salvador, la mayor del país, fue dinamitada por los bolcheviques en 1931 por orden de Stalin para ser convertido en piscina de la cúpula soviética, y reconstruida después de la caída del comunismo y la desaparición de la Unión Soviética.

      Durante esos días tienen lugar representaciones de los misterios navideños, que aparecieron en Rusia a mediados del siglo XVII, El tema principal de los espectáculos es, naturalmente, la historia del nacimiento del Niño Jesús. El teatro de marionetas se representa en una caseta de madera de dos pisos, el vertep, que se parece, por su estructura, a los guiñoles de marionetas medievales.

     Otra tradición navideña es la de las koliadki, un tipo de canción eslava que consiste en felicitaciones cómicas que se cantan durante la Nochebuena y uno de los entretenimientos más populares en esos días son los “pugilatos”, peleas públicas a puñetazos dedicadas a la celebración de la Natividad de Jesucristo. También tienen lugar juegos tradicionales de los campesinos rusos: competiciones de equilibrio, agilidad, potencia física, combates en grupos, etc.

En la celebración de la Epifanía, el 13 de enero, se conmemora el bautismo de Cristo y va acompañado de la tradición de bañarse en aguas heladas. Los popes bendicen con crucifijos de plata miles de pozas, estanques, ríos etc. para que los rusos puedan cumplir con esa sagrada costumbre. Los fieles deben descender por una escalera de madera y sumergirse tres veces en el agua, al tiempo que se persignan, piden a Dios que perdone sus pecados, y rezan por su propia alma


Próxima entrega: La 1glesia Ortodoxa Griegsa

Nov 25 2016

41. La Iglesia Ortodoxa. Los templos

      Son proverbiales los colores vivos y profundos, la iconografía distintiva y la belleza del interior de los templos ortodoxos. Generalmente están construidos en forma de cruz y se dividen en tres áreas: el Vestíbulo, la Nave y el Santuario. El Vestíbulo es el área de la entrada. El comienzo del Oficio del Bautismo, y en algunas parroquias, el oficio del Matrimonio, tienen lugar en el Vestíbulo. Antes de entrar en la Nave los fieles hacen una ofrenda, reciben una vela, que colocan delante de un icono, y ofrecen una oración personal. En la Nave, que es el gran área central, los fieles se congregan para el culto. Solamente hay una fila de sillas junto a la pared. Los fieles, en casi su totalidad, permanecen de pie. El Santuario es el área reservada únicamente para el clero y los que ayudan durante los Oficios Divinos. El iconostasio lo separa de la Nave.  El Altar o Santa Mesa está ubicado en el Santuario.

            En el lado derecho de la Nave está el trono del Obispo, desde donde preside como icono vivo de Cristo en medio de su pueblo.  Aún en la ausencia del Obispo, el trono nos hace recordar que la parroquia no es una entidad aislada, sino parte de la diócesis encabezada por el Obispo.

image006

            El Altar, generalmente es de forma poliédrica rectangular, separado de los muros, y usualmente cubierto de lienzos.  En el centro se pone un tabernáculo, con la comunión reservada para los enfermos, y detrás de él, los candelabros.  Sobre el altar se coloca el Libro de los Evangelios, y detrás una cruz grande, con la figura de Cristo pintada.

            El Iconostasio (“exposición de iconos”) es el panel de iconos que separa el Santuario de la Nave.  Puede ser muy elaborado y ocultar casi todo el altar, o ser muy sencillo y abierto. Tiene tres entradas, las cuales se usan durante los Servicios: dos de ellas laterales o “diaconales”, y la principal, la llamada Puerta Santa, por la que está prohibido que entre nadie que no sea un clérigo. Cuando no se está celebrando ningún servicio, el altar queda oculto. En el lado derecho, están siempre  están los iconos de Cristo y de San Juan Bautista, y en el izquierdo los de la Virgen y el Santo Patrón a la cual está dedicado el templo. En la Puerta Santa se encuentran los iconos de los Santos Evangelistas Mateo, Marcos, Lucas y Juan, junto al de la Anunciación.


Próximaentrega: La Navidad en la Iglesia Ortodoxa Rusa

Nov 18 2016

40. La Iglesia Ortodoxa. El Bautismo

      Todas las ceremonias litúrgicas ortodoxas tienen una gran solemnidad, vistosidad… y una larga duración. Así sucede con el bautismo, que ofrece numerosas singularidades respecto al bautismo católico. Al igual que en la Iglesia católica, el Bautismo es el sacramento de la incorporación a la Iglesia, por medio del cual nos hacemos dignos de recibir el nombre de cristianos. Existen leves diferencias entre las distintas confesiones ortodoxas, si bien de índole menor. Lo que figura a continuación procede en parte del testimonio del médico de familia que nos atiende, casado con una rusa, con la que tiene una hija, bautizada recientemente en la Parroquia ortodoxa Santa María Magdalena de Madrid

     El sacerdote recibe al neófito y sus familiares y amigos, a la puerta del templo. Se desnuda al niño, se le envuelve en un paño o una toalla, y se deja su ropa en una mesa. Si se tratase de una persona mayor de edad, ésta debe presentarse revestida únicamente de una camisa larga, de cara al oriente, con los pies descalzos y las manos a los lados. El sacerdote sopla tres veces en la cara del catecúmeno, haciendo cada vez la señal de la cruz sobre su frente y pecho, para a continuación, poniendo su mano derecha en la cabeza del catecúmeno, recitar una oración, seguida de tres exorcismos, finalizando con otra oración, que incluye la pregunta “¿Renuncias a Satanás….?, por tres veces, a la que responde el padrino en nombre del niño. Los asistentes escupen hacia la pared, sumándose así al rechazo al demonio. El padrino recita a continuación el Credo.

     Terminada la recepción del catecúmeno, el sacerdote entra en el santuario y se pone una casulla. Enciende las velas y toma el incensario. Unge al niño con óleo y le sumerge tres veces en la pila. Terminado el bautismo se viste al niño con ropa blanca, y a continuación tiene lugar la “crismación”, que es el nombre con que los ortodoxos denominan al sacramento de la confirmación, que en la Iglesia Ortodoxa se administra juntamente con el bautismo. El niño es ungido con óleo en la frente, la boca, las orejas, la nuca, el pecho, las manos y los pies. El “Santo Crisma” es un líquido compuesto de aceite de oliva mezclado con una pequeña cantidad de bálsamo, de que se bendice y consagra por el obispo el día de Jueves Santo. Y todavía tiene lugar una ceremonia más: la tonsura, que consiste en cortar un pequeño trozo de pelo al bautizado, como gesto de obediencia y pertenencia a Cristo. En algunos casos, la tonsura no tiene lugar hasta ocho días después.

images_014

      Los actos, que duran más de una hora, finalizan con una procesión, en la que todos los presentes, portando velas y presididos por el padrino con el niño en brazos y el sacerdote con cruz alzada, dan tres vueltas alrededor de la pila bautismal. Con frecuencia, en la misma ceremonia, el niño comulga por primera vez, con la ayuda de una cucharilla. Es decir, los sacramentos del bautismo, la confirmación y la eucaristía se reciben conjuntamente.

      La confesión es obligatoria a partir de los seis años. Los ortodoxos comulgan con frecuencia en la misa dominical. cuya duración es de hora y media. Antiguamente se excomulgaba a quienes dejaban de comulgar tres domingos seguidos, o el Domingo de Pascua.

Página 30 de 39« Primera...1020...2829303132...Última »

Obtener más elementos