Abr 23 2018

Pesebre argentino (II)

Este pesebre argentino me lo regaló mi secretaria en la OTAN, Pilar González de Lamadrid, que se lo encargó a unos parientes suyos que viven en Buenos Aires. De loza brillante, el ángel y los pastores parecen niños pequeños. El Niño Jesús y San José llevan en su base la inscripción “Artesanía Argentina”, y todas las figuras, una marca que dice “Jasp”, “Tast”, o algo parecido.
 
Según la tradición, el primer belén navideño de la Argentina fue el de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, en el año 1594. El fundador de la ciudad de San Salvador de Jujuy, en 1553, D. Francisco de Argañaz, quiso reemplazar el largo “Camino del Inca”, que unía la Argentina con el Alto Perú, por otro más corto, y solicitó la ayuda de un sacerdote misionero, para que llevara a cabo la conversión espiritual de los indios de las regiones que el camino había de atravesar. Y fue designado el padre Gaspar Monroy, de la Compañía de Jesús, quien al llegar el 25 de diciembre a la quebrada de los humahuaca, narró a los aborígenes el nacimiento de Jesús, quienes tiñeron los cerros de arcilla de colores y moldearon la primera representación del nacimiento.
 
Otra figura relevante fue San Francisco Solano, un cura español entusiasta de los villancicos, que por su afición a la música, y su empeño en mantener las costumbres autóctonas, y respetar las culturas nativas, hoy en día es el patrono del folklore argentino. Adquirió gran fama, especialmente en el noroeste, por haber sido el promotor de los pesebres vivientes, implicando en ellos a los nativos, colocando, por ejemplo, a niños indígenas en el lugar del Niño Jesús, demostrando así la universalidad del mensaje cristiano.

Abr 20 2018

Tradiciones populares navideñas. La paradura, el robo y la búsqueda del Niño

Uno de los significados de “pararse”, en los países hispanoamericanos, según el Diccionario de la Real Academia Española, es estar o ponerse de pie. La “Paradura del Niño” es una tradición popular sobre todo de la región andina de Venezuela, que representa la celebración de que el Niño Jesús “ya ha aprendido a ponerse de pie”
 
La fiesta de la “Paradura” tiene lugar los días 1 y 2 de enero y es compartida en comunidad o en familia. Consiste en poner al Niño Jesús de pie en el pesebre, al tiempo que se reza un rosario en su nombre, dando así fin a la celebración de la Navidad. Las paraduras típicas son cantadas, es decir, van acompañadas de cánticos y poemas con la participación de grupos musicales, mientras al Niño se le da un pequeño paseo alrededor de la casa. El acto finaliza ofreciendo a los presentes bizcochos y vino.
 
Otra tradición andina, que tiene lugar en enero, consiste en simular el robo de la imagen del Niño Jesús, para luego buscarla y devolverla a su lugar de origen. Una persona “roba” la imagen, y tres días después, notifica verbalmente o por escrito al dueño que se ha llevado al Niño. El dueño debe responderle mediante una carta, fijando la fecha y los detalles de la devolución. Toda la gente del pueblo conoce su paradero, menos el dueño el cual, al enterarse de lo ocurrido, organiza la “Búsqueda”, que es el pretexto para la acción teatral que tiene lugar a continuación.
 
Para ello se organiza un cortejo integrado por niños y niñas vestidos de la Virgen María, San José, los Reyes Magos, pastores y ángeles, a quienes se suman las autoridades de la localidad, que van recorriendo las calles del pueblo, entre cánticos, llamando una a una a todas las puertas, preguntando si alguien ha visto al Niño, idea basada, sin duda, en la escena bíblica de la pérdida del Niño Jesús en el Templo. La búsqueda comienza en la casa de donde se sustrajo el Niño Jesús y termina en aquella en la cual los ladrones lo depositaron. Allí son apresados con cuerdas, y el Niño es liberado.
Cuando se encuentra al Niño perdido, es llevado en procesión a su casa y devuelto a sus dueños, que proceden a la ceremonia de la “Paradura”, es decir, a ponerle de pie en el pesebre, entre María y José, al tiempo que se entonan cánticos de alegría y agradecimiento.
 
ver colección en https://belenresdelmundo.com

Abr 16 2018

Icono de Armenia

Este icono procede de internet, de “armenianprelacybookstore. Me lo ofrecieron inicialmente en pergamino, de un tamaño excesivamente grande, por lo que lo rechacé, inclinándome por éste de papel sobre madera. No anoté su origen, ni el nombre del autor.
 
La mayoría de los habitantes de Armenia son miembros de la Iglesia Apostólica Armenia, una de las más antiguas del mundo. Fue fundada en el siglo I, por San Gregorio “el Iluminador”, patrón de la Iglesia Armenia, y en el año 301 fue el primer país del mundo en adoptar el cristianismo como religión oficial del Estado, con lo que desarrolló su propia versión artística de iconos, miniaturas y una arquitectura original en sus iglesias y monasterios. Un elemento característico de Armenia son las cruces de piedra, que se encuentran por doquier. Son las “Khachkar” – de las palabras khach (cruz) y kar (piedra) – lo que ha llevado a bautizarla como “el país de las piedras”.
 
Es obligado mencionar el llamado “genocidio armenio”, que consistió en la deportación forzosa y exterminio de un número indeterminado de civiles armenios – calculado aproximadamente en unos dos millones de personas – por el gobierno de los “Jóvenes Turcos” del Imperio otomano (1915- 1923). El actual gobierno de la República de Turquía no niega las masacres, pero rechaza que se tratase de un genocidio y arguye que las muertes fueron debido a luchas interétnicas, enfermedades y hambre, durante el confuso período de la Primera Guerra Mundial.
 

Cabe destacar que el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Karekin I firmó en El Vaticano, en 2006, con el papa Juan Pablo II, un documento que puso fin a una división de 1.500 años.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Abr 13 2018

Tradiciones populares navideñas. La novena de aguinaldos

TRADICIONES POPULARES NAVIDEÑAS. LA NOVENA DE AGUINALDOS
 
Una tercera versión de la conmemoración del peregrinaje de María y José de Nazaret a Belén es la “Novena de Aguinaldos”, costumbre más sencilla que las Jornaditas o las Posadas, arraigada sobre todo en Venezuela, Colombia y Ecuador. Se trata de una oración rezada durante los nueve días previos a la Navidad, también conocida como “época de Aguinaldos”.
La novena fue originalmente creada por el franciscano Fray Fernando de Jesús Larrea, nacido en Quito en 1700, que fue predicador en Ecuador y Colombia. El lenguaje es florido y arcaico, lo que ha dado lugar a varias versiones que pretenden modernizar el lenguaje. Son comunes aquellas en el que se reemplaza el vos reverencial por el tú. Otras incluyen cambios más drásticos en la modernización del lenguaje.
Más allá de la tradición católica, la Novena de Aguinaldos se ha convertido en un acontecimiento social, en el que, en torno a la oración, se reúnen las familias, los trabajadores o distintas comunidades, acompañando el evento con el canto de villancicos y compartiendo aperitivos tradicionales de Navidad.
 
Cada día se reza un conjunto de seis oraciones que son:
a) una común para todos los días,
b) otra específica del día,
c) una oración a la Virgen,
d) otra a San José,
e) los “Gozos” y
f) finalmente una oración al Recién Nacido.
 
Los Gozos son una larga oración normalmente cantada, en forma de poesía con numerosas estrofas, en las que se pide al Niño Jesús que llegue cuanto antes, y que comienza diciendo: “Dulce Jesús mío/mi Niño adorado/ven a nuestras almas/ven, no tardes tanto”. Y estos dos últimos versos se van repitiendo al final de cada estrofa.
 
La ceremonia diaria concluye rezando por la familia, el hogar, y pidiendo que el nuevo año venga lleno de bendiciones. Es costumbre que al terminar de cantar la Novena se compartan también varios de los platos típicos navideños del país, propiciando así la unión familiar y el encuentro entre los amigos. Hay que resaltar que la Novena se reza, no sólo en los hogares, sino también en los lugares de trabajo, en las instituciones educativas, e incluso en lugares públicos.

Abr 09 2018

Belén de Cuba

Este belén, de madera muy dura, muy sencillo, que sólo consta de la Sagrada Familia, me lo envió en 2002, el Agregado de Defensa en La Habana, a petición mía. Es obra de Dagoberto Hernández, Ave 17 nº7609, de Playa Ciudad Habana. Las tres figuras llevan debajo una pequeña pegatina en la que está escrito “Jocuma”, sin duda el nombre del autor. Los belenes estuvieron prohibidos en Cuba hasta 1998 en que, con motivo de la visita de San Juan Pablo II, se levantó la prohibición.
 
El catolicismo en Cuba está muy modificado e influido por el sincretismo. Una creencia común es la “santería”, traída a Cuba por los esclavos procedentes de África. La “santería” se desarrolló a partir de las tradiciones de los yoruba, uno de los pueblos africanos que fueron llevados a Cuba para trabajar en las plantaciones de azúcar, y mezcla elementos del cristianismo y de creencias africanas.
 
Entre los años 1801-1865 se produjo la entrada más cuantiosa de esclavos a Cuba, los cuales se vieron prácticamente obligados a rescatar sus tradiciones. Y lo hicieron a través el sincretismo religioso. A los esclavos les estaba prohibido practicar su religión y se les obligaba a reverenciar a los santos católicos, por lo que comenzaron a nombrar a dichos santos como a sus propios ídolos; por ejemplo Santa Bárbara pasa a ser conocida como “Chango”, la Virgen de la Caridad como “Ochun”, etc.
 
A pesar de que la sociedad cubana es oficialmente atea, gran parte de la población practica la santería o “regla de Ocha”, una religión politeísta, según la cual cada persona nace bajo la protección de un santo u “orisha” al que debe reverenciar mediante algunos sacrificios, como la ofrenda de algún tipo de comida, tocar el instrumento que a aquél le “gusta” o bailar para su santo…..
 

Los “sacerdotes” de esta religión son conocidos como “santeros” o “santeras”, y la autoridad superior la ocupan los “babalaos”, que tras realizar estudios especializados, alcanzan este puesto preeminente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Página 5 de 39« Primera...34567...102030...Última »

Obtener más elementos